El Caballero Zifar

Bodegas Zifar debe su nombre a la primera novela de caballerías que se conserva escrita en castellano, "El Caballero Zifar". De autor anónimo, algunos le atribuyeron a un tal Ferrand Martínez, escribano, notario y sellador en la época de Alfonso X. El texto está fechado hacia el año 1300.

Fue copiado para la biblioteca de Enrique IV de Castilla, lo que explica el lujo extremo del mismo. A su muerte pasó a la de Isabel I. En torno a 1526 estaba en la biblioteca de Margarita de Austria, en 1565 en la de María de Hungría, hermana del emperador Carlos V. En 1796 llega a París, Napoleón lo admira y lo recoge en la Bibliothèque Impériale, que pasó a ser a partir de 1871 la Bibliothèque Nacionale de France y donde permanece hasta nuestros días.

El libro del "El Caballero Zifar" es la historia de un caballero que tenía mujer, Grima, y dos hijos, Garfín y Rodoán. Era muy buen caballero pero tenía la desgracia de que se le moría el caballo cada diez días y se vio obligado a abandonar el reino en que sus antepasados habían sido reyes ... así se inicia la obra y continúa con numerosas peripecias del Caballero Zifar y su familia.

Edificio Emblemático

Bodegas Zifar está situada en la localidad de Peñafiel, en uno de los edificios emblemáticos de la villa. El edificio fue construido a principios del siglo XX, en el año 1914, siguiendo la estética arquitectónica de la época sin apenas ornamentos y entrelazando la piedra y el ladrilo mudéjar. Rehabilitado totalmente en el año 2002, el edificio consta de tres naves, una de ellas soterrada y un gran patio interior con zona ajardinada.

La bodega está situada próxima a la histórica "Plaza del Coso" y al "Puente Romano de Valdobar", con vistas al "Castillo de Peñafiel", declarado Monumento Histórico Nacional y actual Museo del Vino.